Mucho de nada, sigue siendo nada.

.

Siguiendo con el tema de la saturación de mensajes en nuestras vidas enviado al mercado por parte de marcas, de “no marcas” y de marcas disfrazadas de “no marcas”, no es sorpresa que mucho de este contenido que nos hacen llegar sea calificado como basura o para no llamarlo de forma tan agresiva, “información poco relevante”.

 

Y es que esto pasa a cada momento de nuestras vidas, y para muestra basta echarle un vistazo a los diarios (sí­, ese medio en extinción, o al menos en proceso de mutación), repasando la portada de cada sección. Chismes, rumores, información a menudo poco sustentada, pero al mismo tiempo sensacionalista; todo esto es usado para llenar las páginas de este vehí­culo de información.  Haz el ejercicio, abre el periódico, algún blog de entretenimiento o similares y dale una recorrida; esas notas que ves,¿suman a tu vida diaria?¿hacen un mundo mejor, al menos para ti?¿qué tanto?.

Nos hemos perdido en la cantidad, lo cual lentamente nos ha llevado a la superficialidad, no solo en la información de los diarios, la programación de radio y tv, también en otros ámbitos, incluyendo el de transacciones comerciales, lo cual dispara acciones igual de superficiales por parte de la sociedad. Este mismo fenómeno de querer crear valor a partir de muchí­sima “nada” también ocurre en el marketing. Sorry marketers old school, pero esto de  hacer algo de valor a partir de nada, no sucede, no podemos crear algo positivo a partir de cero gramos de materia; en otras palabras, si crees que tu marca crecerá a base de promociones de ventas sin ton ni son o poniendo lonas y repartiendo volantes sin sentido, estás lejos de lograr un buen objetivo.

Si andas en Mkt, cada vez que ejecutes una acción en esta área, sé honesto contigo mismo, ponte en los zapatos del consumidor y pregúntate “¿qué tanto bien le hace a mi marca esto que voy a ejecutar, no sólo ahora, sino en la sumatoria?” O en otras palabras un poco más técnicas, “¿esta táctica es un buen componente de mi estrategia?”. Simple,¿no? Claro, siempre y cuando tengas una estrategia, si no, toda esa nulidad acumulada (y costosa de ejecutar) seguirá siendo para tu marca eso que llamamos “más de la nada”.

 

Think about it.
CLJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *