Cambiando. Innovando.

.

Aceptémoslo: todos, de alguna u otra manera vamos corriendo a todos lados -y a veces a ningún lado en particular – y sufrimos ya de una terrible infoxicación (leyeron bien, no es typo), a muchos les ha llegado el ansia de cambiar, para así­ decir que están innovando, aunque en realidad esos cambios que mencionan y ejecutan, de innovación tienen poco, por no decir que nada. Y es que ejemplos actuales hay muchos(hagan un análisis mental y encontrarán varios), esto en diseño de productos, extensiones de lí­nea, identidades comerciales y/o corporativas, polí­ticas, etc., etc.y más etc.

Cambiar la forma sin mover el fondo, no es innovar, es solo volver a decorar la fachada dejando todo lo que está detrás de ésta, igual.

Innovar significa transgredir, romper, edificar de nuevo para mejorar, aunque al principio esos movimientos que hagas sean incomprendidos, criticados y hasta atacados; cambiar  por cambiar, no lo es.

Innovación significa construir algo de manera más eficiente, creando incluso herramientas nuevas en su proceso, cambiar es digamos que solo es pintar.

El cambio a menudo es forzado por el entorno; la innovación, cambia el entorno.

El cambio es fácil, la innovación no tanto, implica mucha fortaleza mental, fí­sica, para romper barreras internas y externas.

Y si están pensando que estoy satanizando el cambio, para nada; el cambio es importante, ya que es un componente esencial de la innovación, pero nunca creeré eso de que «cambiar por cambiar» es sinónimo de innovación.  No nos vayamos con la finta, un cí­rculo que lo cambiamos a cuadro, difí­cilmente contará como algo innovador.

Think about it.
CLJ

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *