Comodidad. Incomodidad.

.

Hoy en día, cualquiera puede escribir un blog; no todos lo hacen con periodicidad.
O tener un podcast; no abundan los que los producen y graban.
Es fácil abrir un canal de Youtube y generar contenido sobre casi cualquier tema. Y en esencia, son realmente pocos  los que tienen un lugar relevante (más allá de plays, likes y esas cifras superficiales).

Como vemos, el generar contenido está al alcance de casi cualquier mortal y son pocos quienes se atreven-si tomamos en cuenta el número de posibles generadores que viven en esta canica azul- y muchas veces, quienes lo hacen, se pierden en ello, confundiendo la meta con “hacer” en lugar de “crear”.

Hacer requiere iniciativa.

Crear, conlleva además orden, paciencia, constancia, resistencia y compromiso, lo cual dicho sea de manera frontal, no resulta cómodo a muchos. Por ello, somos testigos de muchos “trabajos” y pocas “creaciones”, de esas que tienen vida más allá de lo que está de moda o se pone a modo. A pesar de la comodidad que tenemos con tantas herramientas, el proceso de creación sigue requiriendo de cierto grado de incomodidad (eso no ha cambiado gran cosa), por ello no debe de sorprendernos que  esta época tengamos enorme cantidad pero poca calidad circulando por ahí.

Lo bueno es que siempre podemos cambiar el curso de las cosas, siempre y cuando nos atrevamos un poco a pisar esa área llamada ‘incomodidad’

 

Think about it.
CLJ

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *