Knockout

.

Muchas firmas insisten en querer construir su marca través de tácticas, y así, van por la vida táctica tras táctica, tras táctica… y se olvidan de esa cosa maravillosa llamada estrategia (la estrategia es por definición, un conjunto de tácticas). Newsflash: las tácticas deben de estar al servicio de un orden lógico, congruente y constante en torno a lo que es una estrategia

Hoy por hoy, con el advenimiento de lo que llamamos “diálogo social” (que a menudo no son más que espejitos a manera de una serie de gritos, ruidos y similares sin razón ni sazón) muchos Brand managers o directores de Marketing piensan que van a construir una marca a partir de pura táctica descabezada… “es que mi audiencia es bien activa en Facebook, es que ve lo que están haciendo los influencers en Instagram, es que lo de hoy es TikTok” 

Imaginemos por un momento que estamos en el “negocio del box”: eso es estar tirando golpes y golpes y golpes a lo loco que lo único que logran es desgastar, no a quien los recibe (audiencia) -a diferencia del box-  sino a nosotros (marcas) quienes somos los que los estamos tirando. Siguiendo con la narrativa pugilística , ningún peleador ha sido campeón del mundo tirando golpes a lo loco (a base de puras tácticas), un campeón del mundo llega ahí basado en una estrategia clara para encarar a su rival, cada vez que se sube a un ring. Por supuesto, una estrategia se basa en gran medida en tirar golpes (es box, no ballet) , pero no se trata solo en tirarlos, sino, en ver en dónde es más efectivo poner esos golpes, cuando poner esos golpes (en qué round), y además saber esquivar golpes. Pero adicionalmente,  ¿vas a hacer juego de piernas? ¿vas a moverte en el ring para cansar al rival?

Me he topado últimamente con invitaciones a cursos, seminarios y similares, que venden “magia para vender más” y en ningún apartado ni siquiera mencionan la palabra estrategia. O gente que nos busca para asesorarles y no entienden ese concepto básico y obviamente, nos resulta muy difícil el poder ofrecer resultados con nuestras ideas, si éstas no están adheridas a una estrategia , ya sea de comunicación, de marca o incluso de negocio; es algo así como “ayúdame a tirar golpes, para ganar, porque de eso se trata el box, ¿no?”

Desagraciadamente para los que viven en una intensidad de inmediatez, la estrategia no les es atractiva, puesto que la estrategia requiere paciencia, y la paciencia, al igual que el entendimiento de la planeación estratégica no es algo muy común estos días en muchas marcas/firmas. 

En resumen, querer construir una marca a base de tácticas es igual que buscar un campeonato a base tirar puros golpes, siempre. Sí, podrás ganar una pelea, dos peleas, tres peleas, pero al largo plazo, te vas cansar y cuando eso suceda, otro boxeador que sea más sagaz, más fiero y más inteligente inteligente es quien se alzará con el cinturón de campeón del mundo. 

Y no hay mejor ejemplo para ilustrar eso que el motto de Muhammad Ali: “floto como mariposa y pico como avispa”. 

 

Think about it.
CLJ

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *